Y añadir algo de CSS:


   
   
   
   
   
   
   
   

A la memoria de D. Antonio Eslava Rubio.

El 18 de Diciembre del año 1983, Festividad de la Esperanza, se fue al Cielo una persona de Vital importancia en la Historia de Nuestra Cofradía y en la de la Semana Santa Andaluza. Un Imaginero sencillo, cuya obra quizás nunca ha sido valorada como realmente merece y que está repartida por Hermandades de toda Andalucía. Hablamos del insigne escultor Don Antonio Eslava Rubio, autor de Nuestras Imágenes Titulares de Nuestra Señora y Madre de los Desamparados y San Juan Evangelista.

Te estamos agradecidos por siempre, Maestro, por darnos a una Madre que nos Amparase cuando lo único que teníamos era las Penas de Cristo, y para que esa Madre nunca se encontrase sola, nos regalaste un Evangelista, para que entablasen una Sacra Conversación por los Siglos de los Siglos. Y entre tus gubias, te llevaste al Cielo contigo una Santa Mujer, una María Magdalena que nunca pudiste terminar por esa enfermedad que nubló tu vista y que habría recogido entre sus manos las plegarias y rezos de muchos años a este Monte Calvario.


Siempre en nuestro recuerdo la memoria de un imaginero humilde, que estará en el Corazón de todos los Hermanos de Nuestra Hermandad.

Maestro, Gracias. Tu Hermandad de las Penas de Santiago de Córdoba.