Y añadir algo de CSS:


   
   
   
   
   
   
   
   

Crónica de la Jornada de Convivencia con el Centro de Mayores Guadalquivir.

El pasado lunes, dentro de los actos programados en nuestra diputación de caridad y labor social, hemos realizado el día de convivencia anual con los ancianos del Centro de Mayores Guadalquivir (Antigua Residencia Regina).

Un día que ha estado lleno de sentimiento, lagrimas, alegría, y sobretodo de buena compañía. Todo empezó desde muy temprano, con los preparativos de la comida y la posterior recogida de los ancianos desde su residencia hasta la plaza Campo Madre de Dios. En la llegada al barrio, se encontraban un amplio grupo de hermanos esperándolos para acompañarlos hasta la Parroquia de Santiago. Fueron ubicados en la capilla de María Santísima de la Concepción, donde les dio oficialmente la bienvenida y les agradeció su presencia el hermano número 1 de la Hermandad y Teniente Hermano Mayor Primero, D. Rafael Carrillo.
A continuación se improvisó un besamanos extraordinario exclusivamente para ellos, donde se fueron acercando uno a uno, pidiéndole a la virgen por su salud, sus familias, etc. Fue en este momento tan recogido, cuando N.H.D. María del Carmen Alvariño, integrante del Grupo Joven, deleitó a todos los allí presentes cantando el Ave María de Vladimir Vavilov a capela. Después de tan cálido momento, visitaron la capilla del Santísimo Cristo de las Penas, donde estuvieron un rato rezando y admirando la imponente imagen de nuestro Señor, culminando finalmente con una foto grupal a modo de recuerdo en el altar mayor. 
La comida resultó familiar, alegre y con un ambiente increíble. Después de la comida, los sorprendimos con la actuación de la Tuna y Rondalla San Rafael y San José Obrero, los cuales nos deleitaron con villancicos y con música tradicional cordobesa. Al término de la actuación, obsequiamos a todos y cada uno de los ancianos con unos regalos, para concluir con unos pendientes de plata para el obsequio de la anciana de mayor edad. Terminamos la jornada jugando un bingo todos juntos, hasta hacer hora para la subida hacia la parada de campo madre de dios y su regreso a la residencia. Días como este, no solo hacen hermandad sino que son los que llenan el corazón de gozo.

Nuestro más humilde y sincero agradecimiento al Colegio Caballeros de Santiago, por cedernos sus instalaciones para la celebración de la comida. A nuestro ayuntamiento a través de su empresa de transportes AUCORSA, la cual se dignó tan amablamente para este fin donándonos el importe de los transportes y a la Tuna Rondalla San Rafael y San José Obrero por su increíble actuación.

No queremos acabar sin agradecer de corazón a todos los hermanos que han contribuido con su trabajo y con sus donaciones, a los miembros de nuestro Grupo Joven que han estado ayudando codo con codo y a todas las personas que componen nuestro grupo de caridad y labor social “Caridad de los Desamparados" que hicieron muestra del verdadero sentido de la palabra Hermandad.