Y añadir algo de CSS:


   
   
   
   
   
   
   
   

Luto hebreo.

Nuestra Señora y Madre de los Desamparados luce vestida de hebrea de una manera especial en este año 2020. La Santísima Virgen se presenta ataviada con el atuendo hebreo aunque en esta ocasión  vestida de negro debido al fallecimiento del Rvdo. Padre D. Antonio Navarro Sanchez, con el cual la Hermandad ha declarado luto este año 2020.

Párroco de la Parroquia de Santiago en los años 50, el Rvdo Padre D. Antonio Navarro Sanchez era conocedor de la situación de los vecinos del barrio, humilde barrio de Santiago. La Hermandad en ese momento se estaba empezando a constituir, impulsada por él mismo y barajaba un par de advocaciones para llamar a su Titular Mariana. Dichas advocaciones eran "Virgen de la Blanca", devoción que fue muy importante en el Barrio de Santiago, y "Virgen del Amor". Finalmente, el día 7 de diciembre de 1955, y a petición de D. Antonio, la advocación de la titular fue la de "Nuestra Señora y Madre de los Desamparados", ofreciendo de este modo a un barrio humilde y pobre el amparo de una madre que guardase bajo su manto tantas y tantas plegarias en aquellos duros años de la posguerra.

Hasta 1973, la advocación de Nuestra Señora y Madre de los Desamparados no sería una realidad en nuestra Hermandad. D. Antonio le puso nombre a nuestra Madre 18 años antes de que ella llegara a estar entre nosotros.

Desde aquí, Nuestra Señora y Madre de los Desamparados se viste en una cuaresma de luto, en memoria de aquel Sacerdote que le dió su nombre.

La Santísima Virgen estrena un tocado donado por un Hermano de la Hermandad. De igual modo la imagen de San Juan Evangelista para esta nueva cuaresma estrena un terno completo de túnica y mantolín.