Y añadir algo de CSS:


   
   
   
   
   
   
   
   

Oración final del Domingo de Ramos.

Padre bueno, Señor de la Historia, Dios de los Desamparados, Padre de todos, muéstranos el camino. Ayúdanos a cambiar el corazón. 
Padre, haz de nosotros instrumentos de tu misericordia, agentes de la solidaridad real, constructores de un mundo donde haya más justicia y más amor. 
En tu nombre, Padre de todos, siguiendo los pasos de tu Hijo que nos mostró el camino de la fraternidad real, animados por el Espíritu que renueva la vida y fortalece la entrega, danos fuerzas para vivir llenos de misericordia.
Amén.

Con esta Oración la Junta de Gobierno de la Hermandad quiere mostrar su agradecimiento y cariño a todos los Hermanos. Hemos vivido la Penitencia más íntima y dolorosa que podíamos vivir. Ya ha pasado nuestro Domingo de Ramos. Desde hoy toca pensar en el Domingo de Ramos de 2021, aquel en el que todos volveremos a estar juntos con Nuestros Sagrados Titulares. Toca volver a crear ilusiones para hacerlas realidad. Toca volver a la vida de Hermandad. 
A todos, 
GRACIAS.