Y añadir algo de CSS:


   
   
   
   
   
   
   
   

Oración Preparativa para el Domingo de Ramos.

Bendice, Santísimo Cristo de las Penas, nuestro hogar.
Que la Virgen María, Inmaculada Concepción y Madre de los Desamparados reinen en él.
Danos paz, amor y respeto, para que respetándonos y amándonos, los sepamos honrar en nuestra vida familiar. Sé Tú, el Rey en nuestro hogar.
Amén.

Con esta sencilla oración queremos comenzar el Domingo de Ramos, a unas horas de la entrada del mismo. El Domingo de Ramos más duro e íntimo que nos tocará vivir en nuestras vidas. Un Domingo de Ramos con la mayor Penitencia que se le puede pedir a un Hermano de nuestra Hermandad. Que se quede en casa.

Somos conocedores de que en casas de muchos Hermanos, se están montando altares y engalanando en honor y gloria a nuestros Sagrados Titulares. Desde aquí la Hermandad os anima a adornar también nuestras redes sociales. Encendiendo la luz de la fe de nuestra Hermandad y con nuestros Sagrados Titulares.